martes, 29 de septiembre de 2015

Apuntes desde la cuadragésimo séptima planta, 10


(Apuntes desde la cuadragésimo séptima planta, 10) 

Tan sólo el amor, 
y verse vivir en un mundo triste y melancólico en los párpados. 
Despertar cuando la ciudad duerme y descorrer la cortina 
para que la noche cale. 
Acudir a las estanterías, desempolvar la tristeza. 
Vacilar entre un checo o un ruso. 
Mirar las estrellas tiritar a través de la ventana empañada, 
suspirar aliviado mientras contemplo la vida sin salir a la calle. 

Cientos de cuervos golpean la ventana, 
con tierra acumulada en sus alas 
y ciudades aprisionadas en sus garras. 
Ellos hoy no dormirán, 
muchos cristales ardiendo 
les aguardan. 
Y aunque el invierno congele el pavimento 
y la ciudad sea una vieja estampa en blanco y negro 
aún quedarán versos que plasmar, 
y alguna que otra 
noche sin dormir.

Canet

No hay comentarios:

Publicar un comentario