miércoles, 16 de marzo de 2016

Sin título 85





Navego, 

y regreso pedaleando
a esa multitud de soldados de plastilina
separados por distintas trincheras.

Y ahí estoy yo
construyendo una infancia incurable
esa que jamás volverá
porque aquí
en la madurez
nunca estaré a salvo.

Canet.

No hay comentarios:

Publicar un comentario