lunes, 23 de octubre de 2017

El banco

El banco tenía una placa
que sólo los hombres invisibles podíamos descifrar:
"Se pueden sentar y observar"
rezaba aquella placa
que un hombre cualquiera no hubiera podido descubrir.
A pesar del mensaje
ningún hombre tomo asiento
para observar
desde este banco que agoniza de tristeza,
esquelético y sombrío,
en la acera del paseo.

Canet

2 comentarios:

  1. Bancos para gente diferente. Me gusta mucho tu estilo Canet. Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Hola, Canet. Te he nominado PARA EL BLOGGER RECOGNITION AWARD 2018. Puedes verlo en https://bailandoconlaspalabrass.blogspot.com/2018/10/me-han-nominado-para-el-blogger.html

    Saludos.

    ResponderEliminar